BOISE.- Los científicos de la Universidad de Idaho y la Universidad Estatal de Idaho (ISU) están trabajando en un nuevo alimento basado en gusanos para la trucha arco iris, mientras que simultáneamente ayuda a reducir el incremento del estiércol.

 

Idaho es el mayor productor comercial de trucha de USA, con una industria que genera más de $35 millones al año. Y con 500 000 vacas, lo que llevo a pensar a Sophie St. Hilaire, una veterinaria en especies acuáticas de la ISU en Pocatello, a pensar: ¿Por qué no se puede usar el estiércol de las vacas y los intestinos de trucha, para criar gusanos ricos en ácidos grasos?

Con la demanda de las piscigranjas chinas, los precios de harina de pescado se incrementaron a $1 400 la tonelada; el objetivo de St. Hilaire es crear un insumo más barato que use las toneladas de estiércol y los intestinos de los peces en el proceso.

Las moscas soldado negro, viene siendo usados en Asía para consumir los desechos de los restaurantes, y lo pueden reducir en 50%, lo que se convierte en biomasa de insecto. De hecho, ellos vienen siendo estudiados en los estados del sur, incluido Carolina del Norte, Georgia y Texas.

El trabajo en Idaho viene siendo realizado con una subvención de $120 000 del programa de investigación para la acuicultura sustentable del U.S. Department of Agriculture.

Fuente: Jackson Hole Star Tribune