Son especies idénticas, pero que mientras que uno es delgado y esta en forma, el otro es un obeso y una criatura holgazán. Cuando los dos se cruzan pueden generar un desastre genético.

 

De acuerdo con los expertos, se avecina un desastre después del escape de mas de 100 000 salmones del Atlántico de crianza, durante los últimos seis meses en la costa oeste.

Durante el ultimo incidente, el fin de semana ultimo, 30 000 peces maduros de 2.5 kg escaparon de sus jaulas en West Loch Roag, frente a las costas de Lewis, después de un ataque de focas.

El escape de dio durante la época en la cual los salmones silvestres se aproximan a los ríos para desovar, los que significa que podría darse un entrecruzamiento y dilución genética de los peces silvestres. Estas son criaturas extremadamente saludables, que nadan miles de millas a través del océano, luego lucha contra corriente.

Si ellos desovan en conjunto con los peces de crianza, la descendencia puede ser genéticamente débil y la población silvestre podría ser afectada. La Association of Salmon Fishery Boards and the Rivers and Fisheries Trusts of Scotland están preparando una demanda formal a la Comisión Europea.

Fuente: Times On Line