CANARIAS (ABC).- Si la evolución de la pesca artesanal que practican las embarcaciones con puerto base en las Islas Canarias sigue en la línea actual, en unos años podrá verse superada, al menos en toneladas producidas de pescado, por las actividades acuícolas que se desarrollan en aguas marinas cercanas a la costa del Archipiélago, sobre todo en el caso de la cría y el engorde en cautividad de dorada y lubina.

 

En el septenio 1999-2004, la oferta de dorada y lubina con origen en Canarias creció nada más y nada menos que un 526 por ciento, o lo que es lo mismo, en 2004 se consiguió multiplicar la producción total de 1999 por algo más de seis. Esto supuso pasar de 453 toneladas a las casi 3.000 de 2004 (2.835, con 2.133 de dorada y 702 de lubina). Y todo apunta a que ese cuantioso incremento no será el único. En el futuro más inmediato se esperan otros igual de importantes, también con el apoyo de las ayudas (las del conocido como Poseican-Pesca, cuyo reglamento base está a punto de reformarse otra vez) y las subvenciones públicas, antes procedentes del fondo estructural IFOP (1994-99; 2000-2006) y ahora con origen en su `hermano´ el FEP (2007-2013). Según las previsiones de las organizaciones acuícolas locales, Canarias tiene entre manos llegar en pocos años a producir 50.000 toneladas de peces criados en cautividad y en el océano, principalmente dorada y lubina, que son las especies que hoy en día se trabajan debido a que las experiencias y pruebas con otras como el lenguado, la corvina, el bocinegro o el pedregal no han dado garantías de operatividad y rentabilidad.

En 2006, Canarias cerró el ejercicio con una oferta de 8.000 toneladas de dorada y lubina, lo que colocó a la Comunidad Autónoma en el tercer puesto de la clasificación española, muy cerca de Andalucía y por debajo de la Comunidad Valenciana. Y en 2007 la producción rondará las 12.000 toneladas, según los productores.

Fuente: http://www.abc.es