(La Prensa Gráfica). Las toxinas encontradas en ostras de la costa occidental y central han disminuido. El ministro de Salud, Guillermo Maza, informó ayer que el último registro muestra la presencia de microalgas por debajo de las 400 unidades ratón luego de llegar a reportar niveles de hasta 1,500.

 

Manuel Oliva, presidente del Centro de Desarrollo Pesquero (CENDEPESCA), afirmó que la Comisión Nacional de Marea Roja se reunirá hoy para determinar si se levanta la prohibición de comercialización y consumo de ostras que se mantiene desde el pasado 15 de agosto.

La existencia de satitoxinas ha afectado en mayor medida a las playas del municipio de La Libertad y otros sectores como la Barra de Santiago, en Ahuachapán. En esos lugares, sin embargo, se ha seguido vendiendo esos productos.

Oliva reconoce que, al final, la veda se ha cumplido, aunque por otros factores: “Se tuvo problemas al principio, pero la verdad no hemos decomisado nada... Los huracanes contribuyeron a que no se pescara”.

Durante el mes de restricción, Salud asegura no haber reportado ningún intoxicado. Maza reiteró que está comprobado que el cuerpo humano resiste la presencia de satitoxinas por debajo de 400 unidades, por lo que ahora se puede considerar seguro ingerir estos moluscos.

Fuente: http://www.laprensagrafica.com