OSLO (Milenio).- Tras importantes trabajos de saneamiento, los ríos de Noruega volvieron a poblarse de salmones, informa hoy el diario “Aftenposten”.

 

Los censos realizados por la oficina de protección ambiental en 22 cursos de agua arrojaron que los trabajos de saneamiento para eliminar el azufre y el nitrógeno del aire fueron “un éxito total”.

En esos ríos, en 1991 habían sido pescados sólo 2.500 salmones, en comparación con los 22.000 de 2005.
Ante todo en el sur y oeste del país escandinavo, los ríos estaban muy contaminados por las emisiones industriales.

La principal medida que contribuyó a limpiar las aguas fue, según la oficina de protección ambiental, la adición sistemática de cal, que neutraliza los ácidos que se forman a partir del azufre y el nitrógeno.

En varios ríos, en los que el salmón estaba extinto, las autoridades volvieron a sembrar esta especie. “Tras 15 años de adicionar cal, estos ríos lentamente volvieron a tener vida”, dijo un portavoz de las autoridades.

Fuente: http://www.milenio.com