IQUITOS (Andina).- Veinte comunidades nativas de la cuenca del río Corrientes (Loreto), que denunciaron haber sido afectadas por la actividad petrolera, se beneficiarán con la crianza de peces tropicales y el cultivo de camu camu, afirmó hoy el Presidente del Instituto de Investigación Amazónica (IIAP), Luis Campos Baca.

 

De acuerdo al convenio suscrito con Perupetro y la Confederación de Nacionalidades Amazónicas del Perú (Conap), IIAP impulsará, en estrecho contacto con las comunidades, trabajos para remediar y recuperar los cuerpos de agua sembrando peces tropicales como el paco y la gamitana, indicó.
 
De igual manera, Campos Baca explicó que el convenio permitirá que las comunidades indígenas Achuar, Kichwa, Urarina y Muratos, asentadas en la cuenca del río Corrientes, en el distrito de Trompeteros, obtengan productos para su alimentación y comercialización en los mercados más próximos.
 
El acuerdo fue suscrito por el titular del IIAP y los presidentes de Perupetro y la Conap, Daniel Saba y Oseas Barbarán Sánchez, respectivamente.