ARRAN.- Los argumentos vienen incrementándose sobre las propuestas para la implementación masiva de granjas de peces en la bahía Lamlash. Esta semana, Neil McLean, uno de los pescadores más respetados en Arran, expresó una opinión positiva a la granja ofertada por Marine Harvest.

 

Sin embargo, Sally Campbell, una ecologista marina que vive en Lamlash, viene desafiando la validez del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por Marine Harvest.

McLean y Campbell escribieron cartas al The Banner, con una lista de consultas, que según Campbell permanecen sin respuesta en el EIA.

Campbell establece que la carencia de información, conocimiento y claridad en el EIA,no presenta información adecuada para apoyar la implementación de la granja de peces.

Hace una semana, MSP Kenneth Gibson expresó su opinión contraria a los planes de Marine Harvest para implementar 14 jaulas grandes en Clauchlands Point.

En una carta al consejo, Gibson expresó su preocupación por la estimación de 1 000 t de desechos que serán depositados durante el ciclo de 22 meses de crianza, y que tendrá un impacto negativo en las áreas naturales, además de las nutrias de mar y focas.

No obstante, Neil McLean, presidente de la Arran Angling Association, insiste en expresar su preocupación por las opiniones acerca de las nuevas granjas de peces no se basan en hechos.

McLean expresó:”No comparto la opinión de que las granjas de peces causan problemas en zonas expuestas, como la bahía Lamlash”. “No veo problemas con la nueva propuesta de granjas de peces; además puedo ver que se beneficiara la economía de la isla y se creara empleos”.

Fuente: The Arran Banner