SANTIAGO (ABC).- El sector mejilloneros se ha convertido a lo largo de los últimos años en un puntal de la economía marítima de Galicia. Así, en la comunidad ha proliferado enormemente el número de bateas, que ha superado incluso las 3.300. Asimismo, el número de puestos de trabajo ligados al negocio del mejillón ascienden a 11.500, 8.500 de ellos directos en la actividad productiva.

 

El desarrollo logrado por este sector en sus 60 años de historia, tras vivir un largo proceso transformador que ha convertido a Galicia en líder mundial en cultivo de mejillón para consumo humano, ha hecho que en algunos municipios costeros, como es el caso deVilagarcía de Arousa, el 40% de su población activa esté relacionada con este negocio.

El sector mejillonero puso en venta el pasado año 300.000 toneladas de carne de este molusco, lo que supuso unos 140 millones de euros de volumen de facturación. No obstante, las cifras todavía pueden mejorar ya que es ahora cuando el sector mejillonero gallego vive uno de sus mejores momentos tras la consecución de la Denominación de Origen Protegida ´Mexillón de Galicia´, que el pasado 13 de septiembre fue publicada en el Diario Oficial de la Unión Europea.

Referente internacional

Con esta denominación, que supone un reconocimiento no sólo a la calidad de un producto, sino también de un sector que ha visto como la producción y comercialización haevolucionado hasta convertirse en uno de los referentes acuícolas a nivel internacional.

La consecución de este distintivo, según explicó a Ep el presidente del Consello Regulador del Mejillón, Ramón Dios, «es un logro para todo el sector», ya que constituye uninstrumento que va a permitir que el producto sea «conocido y valorado en todo el mundo».

Pese a los varios países competidores -como es el caso de China-esta organización destaca que la diferenciación del producto gallego y la expansión de la utilización de la marca ´Mexillón De Galicia´ se erige como un punto de apoyo gracias al que los consumidores y restauradores sabrán en todo momento que el producto que llevan a sus casas y a los restaurantes «es de calidad y el que más satisface sus expectativas».

Fuente: http://www.abc.es