La empresa Reykjavik, que provee de energía eléctrica a la capital de Islandia, decidió poner fin a su proyecto de cultivo de camarón tigre, una actividad normalmente asociada con el agua cálida en los países tropicales.

 

La Reykjavik Energy Company (OR) realizo el anuncio durante el fin de semana, indicando que invirtió más de un millón de euros en un proyecto de cultivo que no tuvo éxito.

El presidente de OR, Haukur Leósson, dijo. “OR cesara todas sus operaciones de cultivo de camarón tigre dentro de dos meses, y esperamos que alguien pueda hacerse cargo del proyecto”.

“Este experimento no ha generado ingresos” dijo Leósson, aunque esta empresa no ha obtenido ingresos, el proyecto a probado que es posible cultivar el camarón tigre en Islandia, usando el agua en exceso del pozo de energía geotermal. La empresa también manifestó que se espera que otras partes contribuyan con financiamiento, lo que nunca se materializo.

El proyecto fue una empresa de cooperación entre la Reykjavik Energy Company y pesqueros en Nueva Zelanda, quienes contribuyeron con los camarones tigres, pero que no financiaron el proyecto.

Fuente: Fish Up Date