Cienfuegos (AIN) La empresa para el desove del camarón YAGUACAM, en el territorio cienfueguero, entregó a los centros de cría del país más de 520 millones de postlarvas de ese crustáceo, cuyo desarrollo de forma artificial da sólidos pasos.

 

Alcanzar un índice de supervivencia de 81 por ciento, superior a lo planificado es un medidor de la calidad conque se atiende ese proceso de reproducción, tanto en la unidad de Cienfuegos como en su homóloga situada en Manzanillo, provincia de Granma.

 

 

Otros indicadores de fortalecimiento en el desarrollo del camarón de cultivo lo constituye un mayor aprovechamiento del menú alimentario que se le brinda a los ejemplares, en el cual se incluyen piensos, artemia y algas, entre otros, desde sus primeros estadíos hasta su salida hacia los estanques de engorde.

 

 

Allí disponen de agua con baja salinidad, alta temperatura, e higiene adecuada, condiciones que requieren esos animales para un óptimo crecimiento y procreación.

 

 

En ambas instalaciones perfeccionan la obtención de los progenitores idóneos para preservar y mejorar genéticamente la especie, con un novedoso método de mantener juntos a 120 machos por cada decena de hembras durante la etapa de maduración, a diferencias de otros países que los ubican por separados hasta el momento de la cópula.

 

 

Alexander Corona, director de Yaguacam, explicó a la AIN que el suministro de semilla de ese crustáceo crecerá este año hasta mil 13 millones de postlarvas, en respuesta a las cinco entidades dedicadas al engorde del camarón en Cuba.

 

 

Corona abundó que en 1990 se inauguró la camaronera cienfueguera y hoy, con 124 trabajadores logran niveles de eficiencia como la rentabilidad, la productividad y la reducción del consumo energético, premisas por las cuales durante cuatro años han aplicado el Sistema de Perfeccionamiento Empresarial.