Santiago (Ecoceanos News).-  El Centro Ecoceanos exigió hoy al Gobierno iniciar una investigación para identificar el área geográfica y las compañías salmoneras responsables de continuar utilizando el químico prohibido verde malaquita en sus procesos productivos. Esto, luego que autoridades sanitarias de Taiwán detectaran la semana pasada media tonelada de salmón proveniente de Chile contaminada con residuos de leuco verde malaquita.

 

Según el diario electrónico Chinapost, la Oficina de Sanidad de Alimentos de la provincia China de Taiwán informó que 523 kg de salmón, importados por una filial de la compañía Costco Kaohsiung, fueron retenidos en la aduana local. Estos, productos contenían 1.7 ppb de verde de leucomalaquita. La utilización y presencia de residuos de este químico en alimentos están totalmente prohibidas en Chile y Taiwán por sus propiedades cancerigenas.

Ante este nuevo hallazgo, Ecoceanos solicitó al gobierno información del porque el sistema de control sanitario chileno no detectó la presencia de este químico ilegal, lo que sí fue advertido por autoridades sanitarias asiáticas.

“Exigimos junto con las organizaciones de la pesca artesanal y de consumidores nacionales e internacionales que el Gobierno chileno investigue y lleve a los tribunales a las irresponsables empresas de la industria del salmón que continúan violando sistemáticamente la ley, contaminando valiosos ecosistemas acuáticos nacionales y colocando en riesgo la salud de los consumidores internacionales”, afirmó el Centro Ecoceanos.

Además, “queremos ver como funciona el sistema de trazabilidad que debe asegurar a los consumidores la inocuidad de los productos derivados del cultivo de salmón”.

El Centro Ecocéanos además informó a las organizaciones de consumidores de Europa y Estados Unidos que son parte de la coalición Pure Salmón Campaign sobre este nuevo hallazgo de químicos ilegales.

“Es necesario que los consumidores internacionales consulten al Gobierno de Chile y a las empresa salmoneras que exportan a dichos mercados, sobre los tipos y cantidades de químicos -incluidos antibióticos-, usados en su actual producción de salmónidos de cultivo”, agregó Ecoceanos.

“ORGULLO SALMONERO”
Este nuevo hallazgo de químicos ilegales ocurre mientras SalmonChile comenzó una millonaria campaña comunicacional bajo el slogan "alimentamos al mundo, alimentamos nuestro sur”. La industria intenta posicionar la imagen de las empresas multinacioales y nacionales en aspectos ambientales, sanitarios y laborales y generar “un sentimiento de orgullo” en las regiones productoras de salmón.

Ante esto, el Centro Ecoceanos afirmó que “es interesante que las autoridades y ciudadanos contrasten esta nueva muestra de irresponsabilidad ambiental y sanitaria de algunas empresas salmoneras, con la campaña comunicacional y de relaciones públicas de SalmónChile”.

LA VIEJA HISTORIA DEL USO DE MALAQUITA
Por su bajo costo, el verde de leucomalaquita fue utilizado masiva y habitualmente por largos años en la industria salmonera con base en Chile como antimicótico (control de hongos).

Luego de una serie de detecciones y embargos de partidas de salmones en Holanda entre el 2003 y 2004, las autoridades sanitarias chilenas a partir del 2005 prohibieron el uso de esta sustancia.

Durante 2004, las organizaciones chilenas de medioambiente y de consumidores junto al Colegio Médico, lograron que un gran embarque de salmones contaminados con leucomalaquita, que fue rechazado y devuelto a Chile por la Unión Europea, fuera finalmente destruido.

La intención de la compañía responsable de ese cargamento intentó re-exportar esos alimentos contaminados a Europa del Este, pero las autoridades sanitarias nacionales decretaron su destrucción.

El empleo de verde malaquita esta asociado históricamente a la mala imagen sanitaria y ambiental que poseen algunas de las grandes compañías de esta industria exportadora.

Sernapesca ha denunciado a los tribunales 11 casos de infracción, por haberse detectado en peces o productos finales la presencia de verde malaquita o de su metabolito leuco verde malaquita.

Existen a lo menos cuatro sentencias condenatorias por el uso de esta sustancia ilegal. Entre las empresas condenadas en años anteriores están AquaChile y la transnacional Marine Harvest.