Por: José Troncoso
(Economía y Negocios)._ El volumen exportado creció 12%, llegando a las 241.317 toneladas. Estados Unidos y Japón siguen concentrandoel 70% de los retornos de la industria.

Doce por ciento de crecimiento en volumen (241.317 toneladas), pero casi el doble de expansión en retornos. ¿La respuesta a esta diferencia? Mayor valor agregado y precios cada vez más altos. En los primeros siete meses del año, los envíos de salmón y trucha acumulan US$ 1.394 millones, 20% más que en el mismo período de 2006.

"En la medida en que se va exportando con mayor valor agregado, las toneladas enviadas incluso pueden disminuir, pero el valor en dólares aumenta", dijo Rodrigo Infante, gerente general de SalmonChile, gremio que agrupa a las mayores productoras del país. Y esto, considerando un tipo de cambio inferior al del año pasado. Las ventas en julio sumaron US$ 161 millones, monto 3% mayor que los retornos de igual mes de 2006.

Precios estables

"La demanda en el mundo sigue bastante fuerte, y eso ha hecho que la producción y el efecto precio se mantengan estables en este último tiempo", dijo.

Los principales mercados del salmón chileno siguen siendo Estados Unidos y Japón, con 70% de los retornos. "Debiéramos terminar este año con un crecimiento en torno al 6 y 8%, con ventas por US$ 2.400 millones", proyectó Infante.

En tanto, el ejecutivo descartó un impacto en los precios a nivel internacional del salmón debido al brote del virus ISA en Chile.

Hasta ahora, informes de los principales analistas financieros del mundo, como Morgan Stanley y la sueca Carnegie, anticipaban una tendencia al alza en los precios por la enfermedad Infecciosa del Salmón, conocida como virus ISA, detectada en algunos centros de cultivo y jaulas en la zona de la isla Lemuy, en el archipiélago de Chiloé, X Región.

"El efecto no es en la producción; el ISA no ha tenido un efecto desde el punto de vista de disminuir la producción. Son sólo unos pocos centros en algunas áreas y pocas jaulas las que se han visto afectados", aseguró. "El efecto es más bien sobre un tema logístico que en la producción", añadió.

A su juicio, es más relevante el futuro de la producción de Noruega, principal exportador, y su efecto sobre la oferta total, y por lo tanto, sobre los precios.

En 2002, el precio promedio de un kilo era de US$ 3, el año pasado esta cifra aumentó hasta US$ 5,7 por kilo. Actualmente, se ubica en alrededor de US$ 4,5 el kilo.

" Movimientos en el sector

Fusiones, adquisiciones y aperturas a bolsa han dominado al sector salmonero durante el último tiempo.

Y el ingreso de la gigante canadiense Cooke Aquaculture a Salmones Cupquelán, adelantado por "El Mercurio", es la última gran operación.

El mercado está expectante a la apertura a bolsa de AquaChile, proyectada para fines de año, en una operación en que la compañía ligada a las familias Puchi y Fischer podría recaudar alrededor de US$ 400 millones. AquaChile seguirá el camino de las salmoneras Invermar y Multiexport. Éstas han evidenciado un desempeño notable: Multiexport, que debutó en julio, ha rentado 16,07%. En tanto, Invermar acumula un alza de 20,04% en el año.

" Envíos de vino suben 34%, pero los productores acusan que márgenes son cada vez más estrechos

Vinos de Chile insiste en fuerte impacto en la industria por el tipo de cambio.

Entre enero y agosto de este año se exportaron 208,3 millones de litros de vino con denominación de origen, cifra 27% mayor que la registrada en igual período de 2006, cuando se embarcaron 163,7 millones de litros, según datos de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa).

En el período se vendieron al exterior US$ 645 millones en vino con denominación de origen; esto es, 34% más que en igual período de 2006.

El director de la Odepa, Reinaldo Ruiz, proyectó exportaciones por US$ 1.000 millones de vino de esta categoría para el presente ejercicio.

Los principales países de destino del vino con denominación de origen chileno fueron Reino Unido (21%), Estados Unidos (14%) y Brasil (5%).

Para el presidente de Vinos de Chile, René Merino, esta alza en los envíos se debe a que se están "mandando productos más caros, por la crisis que hemos estado viviendo por el efecto del tipo de cambio". Según el dirigente gremial, "el problema no es de venta, sino de márgenes más estrechos".

Merino dijo que el alza en los costos ha ido en paralelo a la baja del dólar, lo que ha impactado sobre todo, dijo, a los pequeños productores de vino, debido a que sus ganancias son cada vez menores.

"Con este escenario, nadie puede decir que la industria está en auge, como lo dice Odepa", sostuvo el dirigente".

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl