CAJAMARCA (Andina).- La Dirección Ejecutiva de Salud Ambiental (DESA) descartó que la muerte de truchas registrada el pasado 2 de setiembre en el río Pisit del distrito de Pulán, provincia de Santa Cruz, se deba a los trabajos de exploración que realiza la minera La Zanja.

Alfredo Angulo Sagástegui, responsable del Programa de Vigilancia de Recursos Hídricos de la DESA de Cajamarca, señaló que el resultado del análisis de agua recogida del río revela que no existe presencia de metales pesados.

Los resultados de las dos muestras tomadas por la institución indican que las concentraciones de metales están por debajo de los límites que establece la ley, es decir, no hay responsabilidad de la minera, agregó.

Comentó que durante la diligencia (recojo de las muestras de agua), algunos pobladores mencionaron que posiblemente personas que utilizan dinamita para pescar en el río Pisit hayan causado la muerte de truchas.

“La otra hipótesis es el uso de barbasco, una planta tóxica que suelen usar los lugareños”, comentó.

El funcionario precisó que la DESA realiza monitoreos permanentes a la cuenca del río Chancay, a donde pertenece el río Pisit. Dichos análisis se hacen cada tres meses y el último resultado que corresponde a abril indica que no existe ningún valor que supere los límites permisibles en cuanto a la presencia de metales.

No obstante mencionó que están a la espera de los resultados de las muestras recogidas el pasado mes de agosto.

El resultado del análisis del agua del río Pisit será entregado en las próximas horas al Gobierno Regional de Cajamarca, a la Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente del gobierno cajamarquino, Dirección Regional de la Producción, Defensoría del Pueblo, Municipalidad Provincial de Santa Cruz, Municipalidad Distrital de Pulán y al Centro de Salud de Santa Cruz.

Al respecto, el jefe de la Defensoría del Pueblo de Cajamarca, José Luna Ugarte, opinó que tratándose de un resultado oficial de la DESA se deslinda cualquier responsabilidad de la minera en la muerte de los peces.

Sobre todo, agregó, porque hubo mucha exageración del incidente que daban cuenta de la muerte de miles de truchas cuando el informe que recibe Defensoría indica fueron 20.

Respecto a la desconfianza que puede generar los resultados de la Desa en un sector de pobladores que se opone a la actividad minera en Pulán, Luna Ugarte reiteró que se trata de un resultado oficial, por lo tanto aquellos que desconfían de este informe están equivocados.

Yanacocha

De otro lado, la minera Yanacocha presentó los resultados de los monitoreos participativos de julio pasado, los cuales señalan que la calidad y cantidad del agua en los ríos Chonta, Llaucano, Grande y Jequetepeque, que corresponden a su zona de influencia, cumplen con los límites establecidos por ley.

“Esto demuestra que el trabajo productivo de Yanacocha se hace siempre con responsabilidad ambiental”, señala la empresa mediante una nota de prensa.

Desde inicios del 2007, los cajamarquinos pueden conocer el estado de la calidad y cantidad del agua de acuerdo a los monitoreos participativos que ejecutan las comunidades junto a las instituciones y autoridades competentes.