(La Voz de Galicia).- La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, ha abogado por el crecimiento de una acuicultura sostenible y respetuosa del medio ambiente, factores claves para que España pueda seguir impulsando el liderazgo mundial y europeo en este sector.

 

Durante la clausura del XI Congreso Nacional de Acuicultura, celebrado en Vigo, Espinosa incidió en la apuesta firme de su departamento para alcanzar esos dos objetivos: una acuicultura sostenible y mantener el liderazgo de la acuicultura española.

Para lograr esos fines, Espinosa señaló que el Gobierno central ha puesto en marcha el plan estratégico de la acuicultura marina española y el plan de acción internacional de la acuicultura española, presentado por ella en julio pasado ante el Consejo de Ministros.

Según la ministra, ambos planes pretenden impulsar y consolidar la acuicultura española tanto a nivel nacional como internacional, mejorando su competitividad, optimizando los recursos y fortaleciendo su proceso de internacionalización, siempre bajo el prisma de un desarrollo sostenible y respetuoso con el medio.

Asimismo, la ministra dijo que ambos planes suponen un «nuevo enfoque global de la acuicultura».

En el caso del plan estratégico de la acuicultura marina española, Espinosa explicó que el Ministerio que dirige pretende colocar a España entre los primeros países en el sector acuícola y crear puestos de trabajo.

Con dicho plan, tanto el Gobierno central como las comunidades autónomas se comprometen a elaborar un «diagnóstico» específico acerca de las amenazas, debilidades y fortalezas del sector.

El plan, según Espinosa, aportará las estrategias fundamentales para consolidar y abrir nuevos mercados.

Precisamente, para conocer esos mercados, la ministra detalló que se ha elaborado el segundo plan, destinado a la acción internacional de la acuicultura española.

Espinosa se refirió a la política de innovación, desarrollo e investigación en el ámbito de la acuicultura puesta en marcha también por su departamento.

Al respecto, indicó que se trata del plan estratégico de innovación tecnológica del sector pesquero, que se suman a los proyectos del Gobierno en materia de investigación y desarrollo.

Así, apuntó que entre esos programas de I+D+i se incluyen lo de áreas del conocimiento vitales para el futuro de la acuicultura como las nuevas tecnologías del procesado.

La responsable de Pesca indicó que el sector acuícola español, que superará en 2007 las 400.000 toneladas de producción, no sólo tiene una «importancia creciente desde el punto de vista económico» sino también en la «creación de empleo de calidad».

Espinosa subrayó que su línea política presta una atención prioritaria a los aspectos sociales de la acuicultura y que gracias a la iniciativa del Gobierno central, el Fondo Europeo de la Pesca ha incorporado programas de en favor de la igualdad de oportunidades que no estaban previstas inicialmente.

En ese sentido, la ministra insistió en la necesidad de medidas específicas para fomentar la igualdad de oportunidades dirigidas a las mujeres, los jóvenes, los inmigrantes y los discapacitados para que se garanticen niveles de renta y condiciones de trabajo dignas para todos.

Por su parte, la conselleira de Pesca y Asuntos Marítimos, Carmen Gallego, indicó, durante su intervención, que el «principal resultado» obtenido en los cuatro días en que se ha desarrollado el Congreso Nacional de Acuicultura es la necesidad de «seguir avanzando en la investigación aplicada de la acuicultura».

Según Gallego, esos avances sólo pueden lograrse a través de políticas sostenibles.

Finalmente, recordó que uno de los objetivos de la Xunta es conseguir una «mayor aproximación» entre las empresas dedicadas a la acuicultura y los centros de investigación.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es