HCM. Los productores y compradores de catfish de todo el mundo, se reunieron en esta ciudad para establecer los estándares sustentables para certificar sus productos.

 

El encuentro de dos días, que se realizó el jueves y viernes, trabajo en la identificación de seis a ocho impactos sociales y ambientales relacionados a la crianza de tra y basa, dos especies de catfish, o pangasius.

“Estamos contentos por este proceso” dijo el Dr. Falvio Corsin, consejero de la división de acuicultura de la World Wildlife Fund (WWF).

“La crianza de pangasius es uno de los tipos de acuicultura de más rápido crecimiento en el mundo. Es critico minimizar los impactos de la crianza de pangasius sobre el ambiente y la sociedad, mientras que se satisface la demanda por este tipo de pez” agregó Corsin.

Los encuentros, llamados Pangasius Aquaculture Dialogue, continuarán a través de 2008, con participantes de USA, UK, Holanda, Dinamarca, Canadá, Camboya, Tailandia, Indonesia y Vietnam, el encuentro desarrollara estándares creíbles, medibles y voluntarios, diseñados para minimizar los impactos claves que ellos identifiquen en este encuentro.

El primer encuentro se concentra en Vietnam, donde se cultiva el 90% del catfish del mundo. Al menos un millón de toneladas de este pez se espera producir este año en Vietnam, un objetivo planificado inicialmente para el 2010.

El conferencista, Ngo Phuoc Hau, vicepresidente de la Viet Nam Association of Seafood Producers and Processors (VASEP), sugirió diez medidas para asegurar el desarrollo sostenible de la crianza de catfish en Vietnam.

Fuente: VN Agency