TENERIFE (El Día).- El Cabildo tinerfeño destaca la labor empresarial vinculada al desarrollo del sector acuícola insular. En este sentido, el consejero insular de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Joaquín Bethencourt, acompañó a los representantes de las empresas Dylcan y Acuimarca al acto de presentación de la marca Crianza del Mar, de la que forman parte.

 

En el transcurso del acto celebrado en Madrid, las dos compañías recibieron, junto a otras seis de la Península, la certificación Bureau Véritas que garantiza la frescura, calidad y procedencia nacional de doradas y lubinas.

En este sentido, el consejero insular recuerda que "Canarias es la principal comunidad productora de doradas y lubinas de toda España. En Tenerife existen en la actualidad un total de 24 explotaciones acuícolas con una producción autorizada de 4.800 toneladas".

Primera productora

Acuimarca agrupa a once compañías del sector ubicadas en los diferentes polígonos de la Isla. De esta forma agrupan sus producciones para acceder a los grandes mercados nacionales. En el caso de Dylcan, reúne a un total de quince empresas de Tenerife, La Palma y Gran Canaria y en la actualidad distribuye sus productos, doradas y lubinas principalmente, al mercado insular, nacional e internacional.

"El Cabildo viene apoyando al sector desde hace varios años a través del asesoramiento para la creación de nuevas empresas o para las que ya existentes y sobre todo en la elaboración de la Propuesta de Ordenación Insular de la Acuicultura. Este documento trata de configurar el instrumento de planeamiento apropiado para el desarrollo socioeconómico del sector sin mermar la potencialidad para satisfacer las necesidades y aspiraciones de otros sectores, así como la preservación de los valores medioambientales de la Isla", recuerda el consejero insular.

En cuanto al lanzamiento de la marca Crianza del Mar, impulsada por la Asociación Empresarial de productores de Cultivos Marinos de España (Apromar), se trata de una marca colectiva, auditada por Bureau Véritas, que garantiza la frescura, la calidad y la procedencia española de las doradas y lubinas de crianza. Estas serán reconocibles por los consumidores gracias a un distintivo de la Marca que portarán en la agalla.

Fuente: http://www.eldia.es