(Canal Sur).- Huelva cuenta con el primer Centro andaluz de depuración de moluscos que consigue eliminar la toxina Dsp de coquinas y chirlas. Esta toxina, presente en las algas que comen los moluscos, es la causante del cierre temporal de los caladeros del Golfo de Cádiz.

En esta planta de filtran no solo las arenas y fangos de los moluscos. Se eliminan además bacterias y toxinas, como la DSP, causante de los frecuentes cierres del caladero del Golfo de Cádiz.

Consumir almejas, coquinas y chirlas contaminadas con la toxina dsp puede acarrear problemas para la salud, como diarreas, vómitos o dolor intestinal. Por ello, un grupo de biólogos ha desarrollado una tecnología que permite limpiar entre 5.000 y 14.000 kilos al día de moluscos

Esta depuradora es el primer paso para la construcción de 12 plataformas mejilloneras que se quieren instalar en la costa andaluza.

Fuente: http://www.canalsur.es