En 18 a 24 meses, las semillas de ostras recientemente sembradas en el río York de Virginia podrían alcanzar su talla comercial y originar una nueva forma de negocios.

 

Para lograr esto, en agosto, se sembraron 2 millones de semillas de ostras, que tendrán tienen como objetivo el de recuperar las poblaciones diezmadas de esta especie por las enfermedades, contaminación y las rayas.

Si se logra esto, se demostrar que la acuicultura es una opción viable para la industria de las ostras. “Esta es una alternativa para mantener a los ostreros y buzos en el agua” dijo Tommy Leggett, un especialista en ostras de la Fundación Chesapeake Bay.

Las semillas pequeñas son descendientes del cruce de dos cepas de ostras nativas para resistir el daño de la enfermedad causado por los parásitos Dermo y MSX. Como medida de precaución, las semillas fueron fijadas en conchas de ostras. Esto permite que las ostras no se han afectadas por las rayas.

Se espera producir de 300 a 400 bolsas de ostras con talla comercial, lo que permitirá subvencionar los costos del proyecto ($12 000), dijo Lake Cowart Jr., jefe de Cowart Seafood Corp., cerca de Lottsburg.

Fuente: Associated Press