El Centre for Environment, Fisheries & Aquaculture Science (Cefas) viene ejecutando estudios para evaluar el estado de los ecosistemas marinos, con el objetivo de predecir la extensión de los impactos del hombre, que influyen en los organismos marinos.

 

El análisis de las comunidades bentónicas multicelulares, son usados frecuentemente, debido a que el grupo de organismos dentro de estas comunidades son sedentarios y por consiguiente deben resistir la presión ambiental o perecer.

Los unicelulares Archaea y bacterias no pueden ser incluida en los estudios de impacto ambiental debido a que estos organismos juegan un rol fundamental en el funcionamiento de los ecosistemas bentónicos. A la fecha, las bacterias vienen siendo usadas como indicadores para determinar el riesgo sanitario y para determinar la calidad general de las aguas continental.

Un nuevo proyecto de CEFAS "Utilising molecular techniques to assess the relative roles of environmental and human pressures on aquatic microbial communities" tiene como objetivo el de investigar la respuesta de las comunidades archaeal y bacterial para el cambio ambiental marino.

La investigación ambiental marina se concentra en la distribución y abundancia de organismos, además de las interacciones entre ellos, y entre los organismos y su ambiente. Estas interacciones contribuyen al funcionamiento de los sistemas y procesos biológicos; en este sentido, la interacciones finalmente afectan al ambiente que los rodean.

Fuente: Fish Up Date