Por: José Antonio Troncoso
(Economía y Negocios).- La sostenida caída del tipo de cambio ha golpeado a diversos sectores exportadores, como el frutícola y el vitivinícola, los que han puesto el grito en el cielo. Pero hay un grupo de empresas que se mantienen en silencio: los salmoneros, que han podido capear el temporal en que se ha transformado la baja del dólar gracias a los altos precios que registran sus productos a nivel mundial.

 

"Los precios están muy altos, pero cuando empiecen a bajar (los salmoneros) van a reclamar igual que el resto de los exportadores", reconoce un alto ejecutivo de una firma del sector.

Mientras, pueden celebrar. Tras enfrentar un ciclo de precios deprimidos en el período 2001-2003, a partir de 2005 la industria se ha beneficiado de una mayor demanda y una oferta con un nivel de crecimiento bastante menor al histórico. Si en 2005 el precio promedió US$ 4,49 el kilo, el acumulado entre enero y junio de este año se ubica en US$ 5,73 el kilo.

Y una tendencia entre los principales productores en Chile ha sido avanzar hacia la elaboración de productos de mayor calidad y valor agregado. En efecto, el 70% de las exportaciones son filete, tanto fresco como congelado, y salmón ahumado, explicó el gerente general de SalmonChile, Rodrigo Infante. "Hay también en salmuera y conserva", añadió.

Sólo el 30% son productos viscerados, con o sin cabeza.

Los altos precios han permitido a las empresas -que cotizan en bolsa- tener un margen operacional superior al 20% en promedio.

No obstante, desde abril hasta agosto de este año los precios han evidenciado una caída marginal, la cual se revirtió en septiembre, debido principalmente a la fuerte demanda que se está experimentando en el mundo.

En este contexto, las acciones de las empresas salmoneras abiertas en bolsa (Invernar y Multifoods) se han mantenido en niveles planos, incluso tendiendo a la baja. "Esto se ha debido en gran parte a los débiles resultados presentados por estas compañías durante el segundo trimestre del presente año, los que estuvieron afectados principalmente por la aparición del virus ISA, el que afectó las producciones de estas compañías", afirma un estudio de IM Trust.

Sin embargo, los analistas discrepan sobre la tendencia que exhibirán los precios.

Para el analista de Banchile Christian Contreras, el salmón comenzará a bajar a partir de este año.

"Estamos hablando de una caída -en el caso del salmón atlántico, que es el que más se produce en Chile- de entre 3% y 6% en el período 2007 y 2009. Es bien marginal", dijo.

"Eso, sumado a la debilidad del consumo que se está dando sobre todo en Norteamérica, que se está desacelerando, podría abrir la brecha para que se relajen los precios", añadió.

En la vereda del frente está Álvaro Pipino, de IM Trust, para quien la demanda está creciendo, sobre todo en los principales mercados de destino para los productos chilenos (Norteamérica, Asia y Europa). Esto, dijo, mantendrá los precios al alza. "Por las características del salmón dentro de una dieta balanceada, el consumo seguirá creciendo", aseguró.

"En este minuto es difícil decir que va a caer el precio, pero no creo. La demanda está repuntando", reconoció Rodrigo Infante.

Fuente: http://www.economiaynegocios.cl