BRITISH COLUMBIA.- Mike Hare y Barry Sjostrom vienen comercializando tilapia viva, las mismas que crecen en su Redfish Ranch Tilapia, cerca de Courtenay en la isla de Vancouver.

 

Ellos abastecen con tilapia viva a los restaurantes chinos y a los almacenes pequeños. Redfish compite contra los proveedores estadounidenses quienes abastecen a Vancouver desde Idaho y Minnesota.

Sin embargo, Redfish ha encontrado un nicho gracias a que los chinos (específicamente los cantoneses) consumen pescado lo mas fresco posible.

Sjostrom fue un pescador durante 25 años, antes de iniciar el cultivo de tilapia en Courtenay. Aun cuando las empresas estadounidenses embarcan tilapia viva a través de la frontera, le tomo años a Sjostrom para que obtenga el permiso de para cultivar tilapias en British Columbia.

A la fecha, esta es la única operación en la provincia, aun cuando otros inversionistas vienen explorando la idea.

Fuente: Times Colonist