Valparaíso (El Mostrador). Alarmado se manifestó el secretario regional ministerial (Seremi) de Salud de Valparaíso, Néstor Irribarra Espinoza, por el creciente número de personas intoxicadas a causa de mariscos crudos durante el período estival.

 

Indicó que hasta el lunes se habían notificado 360 casos, de los cuales, nueve son a causa del vibrio parahemolítico. “Hasta hace dos semanas no teníamos ningún caso, estábamos bastante satisfechos, pero esto (los nueve casos) significa una voz de alarma, una voz de alerta“, dijo.

La autoridad sanitaria señaló que “las personas deben asumir que hoy en día comer mariscos crudos es peligroso para la salud, puede generar intoxicaciones, diarreas, deshidratación, lo que en las personas mayores puede ser peligroso”.

Precisó que las fiscalizaciones a locales establecidos han sido tan rigurosas como en años anteriores, constatando una mayor preocupación de los vendedores por mantener condiciones higiénicas adecuadas.

Sin embargo, el problema de las intoxicaciones persiste por malas prácticas de los veraneantes: comprar mariscos y comérselos crudos, o adquirir productos del mar a vendedores ambulantes.

El primer caso de intoxicado por mariscos de esta temporada se registró el 20 de noviembre pasado. De los 360 casos registrados, el 69,5% (250) son hombres.

En cuanto a edades, el 56,6% (98) tienen entre 20 y 60 años; el 27,2% (47) tienen entre 10 y 19 años; el 9,2% (16) tiene 60 o más años y el 6,9% (12) tienen entre 5 y 9 años.

La comuna que registra mayores casos es Quintero, con 145; le siguen El Quisco, con 56; Valparaíso, con 40; Puchuncaví, con 22; San Antonio, con 13; Viña del Mar y El Tabo, con 8 cada uno.

En periodo estival anterior fueron 411 los casos de personas intoxicadas por mariscos, 71 a causa de vibrio parahemolítico. Si se compara la cifra global con el total del periodo anterior, llevamos el 88% de los casos.

La causa más frecuente de intoxicación es el consumo de almejas, piures y choritos crudos, y no mantener la cadena de frío.

Recomendaciones
Consumir y comprar sólo en lugares autorizados
Limpiar mesones y cubiertas donde prepare alimentos
Lavarse las manos antes de cocinar
Hervir por cinco minutos los mariscos antes de preparar un plato con ellos o comerlos en forma individual, ya que el jugo de limón no los cuece.
Comprarlos vivos (que se muevan al tocarlos) y mantenerlos refrigerados si no se consumen inmediatamente.
No mezclar mariscos crudos con otros alimentos, manteniéndolos en forma separada.
No contaminar los mariscos que ya están cocidos: manipular los mariscos crudos en forma separada del resto de los alimentos, no tocar los mariscos cocidos después de haber tocado otros crudos sin antes haberse lavado bien las manos.

Fuente: http://www.elmostrador.cl