ASTURIAS (El Comercio Digital).- La empresa gallega Marcultura S. A. pondrá en marcha un proyecto de cría, engorde y transformación de salmónidos en el Occidente asturiano. Dos de las tres fases del proyecto se ubicarán en los concejos de Grandas de Salime y Cangas del Narcea, y la tercera en el centro de la región, según avanzó ayer el alcalde grandalés, Eustaquio Revilla.

 

El primer edil ha mantenido dos reuniones con los socios de la empresa y se manifiesta convencido de que el proyecto se llevará a cabo y «podría entrar en funcionamiento a lo largo del primer trimestre del 2008».

La iniciativa cuenta con un presupuesto de 12 millones de euros, capital que en parte podría proceder de los fondos mineros, puesto que parte de los socios de la empresa son asturianos, entre los que se encuentra una filial de la empresa estatal Hunosa.

Según Revilla, la mayor inversión recaerá en el concejo de Grandas, donde se llevará a cabo la fase de engorde de los salmónidos. Dicha fase cuenta con un presupuesto inicial de 7,5 millones de euros.

Junto a la inversión, también es elevada la creación de puestos de trabajo. Las primeras estimaciones apuntan a 50 nuevos empleos, de los que entre 15 y 18 serán para el concejo grandalés.

Tres fases

El ambicioso proyecto abarca la fase de cría de los salmónidos, que se llevará a cabo en Cangas del Narcea. La de engorde se llevará a cabo en la presa de Salime, donde se instalará un sistema de jaulas en la que los peces crecerán hasta alcanzar el tamaño suficiente para su comercialización. La última fase será la de transformación en platos precocinados, que se implantará en el centro de la región.

Apunta el regidor grandalés que, por el momento, los promotores plantean iniciar la explotación con truchas asalmonadas, pues «el rendimiento productivo es mayor», aunque en un futuro su intención es la producción de salmones.

Revilla se mostró satisfecho con un proyecto que «no pone en riesgo el embalse y que además creará puestos de trabajo, algo muy importante para un concejo como Grandas». Con respecto a la elección del embalse grandalés, Revilla manifestó que «los promotores buscaban un lugar en Asturias y, dentro de la región, el de Grandas es el que presenta mejores condiciones» para desarrollar el proyecto. Hace unos días, durante la presentación del plan de acción del Proder Navia-Porcía para las próximas ayudas europeas (Leader 2007-2013), la viceconsejera de Medio Rural y Pesca, Tomasa Arce, se mostró muy interesada con este proyecto, al que calificó como una iniciativa «muy innovadora».

Este tipo de proyectos de engorde de salmón es novedoso en Asturias, una región en la que ya existen piscifactorías y centros ictiogénicos para la obtención de salmónidos destinados a la repoblación.

Esta iniciativa ya fue planteada hace algunos años, aunque la idea no se había concretado hasta ahora. Ya en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) del 23 de marzo de 2001, salía a información pública el proyecto de instalación de piscifactoría en jaulas flotantes para la obtención de trucha arco iris en los embalses del río Navia (Arbón, Doiras y Grandas de Salime) a instancia de la empresa Marcultura.

Un gigante empresarial

Detrás de la firma Marcultura se encuentra el grupo empresarial Juan Queiro, un gigante especializado en la venta mayorista de cultivos marinos en la vecina Galicia.

El grupo, dirigido por el propio Juan Queiro, agrupa a cuatro empresas: Pisciflousa, Piscifactoría Soutoredondo, Piscifactoría Villagudín y Marcultura, todas ellas en Galicia. Ésta última se encarga de gestionar cuatro piscifactorías, tres de ellas en la provincia de A Coruña y una en la localidad lucense de Ourol.

En total se ocupa de siete instalaciones en las que desarrolla las diferentes fases de cultivo: desde la reproducción, al engorde. Su producción total ha llegado a alcanzar las 3.000 toneladas anuales. La citada piscifactoría de Soutoredondo es, además, una de las más importantes de Galicia, alcanzando las 1.200 toneladas anuales.

La especialidad de este gigante de la acuicultura es la cría de trucha, aunque también dispone de cultivos de salmón, rodaballo y almeja.

Fuente: http://www.elcomerciodigital.com