Un acuerdo de paz fue firmado ayer, con el objetivo de finalizar el conflicto entre los acuicultores y los pescadores.

 

Este fue el último en una serie de acuerdos de áreas de manejo anunciados para promover la cooperación entre la industria de la acuicultura y la pesca, y cubre una gran área geográfica.

Michael Russell, el ministro de ambiente, dio la bienvenida al acuerdo para el Skye, incluye 14 ríos salmoneros, y pequeñas islas de Scalpay, Raasay, Rona, Soay, Canna, Rum, Eigg y Muck.


Un grupo de trabajo que incluyo a los acuicultores y a los pescadores, además de las agencias de gobierno, se estableció en 1999 para luchar contra de disminución de las poblaciones de salmón silvestre y trucha de mar.

El objetivo del grupo era proteger y recuperar las poblaciones de peces silvestres, mientras que se promueve a la vez la industria de la crianza sustentable del salmón.

Existen 16 acuerdos firmados desde la costa oeste hasta las islas Western. Russell dijo que el acuerdo de Skye fue un paso importante para que la pesca y la industria del salmón puedan co-existir en una forma sustentable.

“El objetivo de esto es asegurar la salud de las poblaciones de peces silvestres y de los peces de crianza, ayudando a minimizar los escapes del salmón de crianza y apoyando a la vibrante industria de la acuicultura”.

El acuerdo permitirá incrementar los esfuerzos para minimizar los escapes de las piscigranjas, mientras que se regula el monitoreo y el intercambio de información.

Fuente: Scotsman