Un nuevo proyecto de investigación, que evalúa las propiedades del polvo de pescado, podría contribuir a aprovechar los antioxidantes naturales de los peces, informó Fiskeriforskning.

 

El polvo de pescado es saludable, pero podría ser lo más, según en instituto de investigación noruego. El polvo de pescado es usado en la manufactura de productos alimenticios saludables, pero también como saborizante en los productos pesqueros.

Durante la producción del polvo, la materia prima de pescado es cocinado a una temperatura de 90 grados. Luego el agua y el aceite son removidos por la presión, con la finalidad de asegurar el secado.

Sin embargo, los antioxidantes solubles en agua desaparecen con el agua, una sustancia que previene la rancidez del polvo.
El tratamiento de calor también conduce a que los antioxidantes se destruyan. La solución actual es agregar antioxidantes sintéticos. “Si podemos retener una mayor cantidad de antioxidantes naturales en la materia prima de pescado, ganaremos un producto con un mejor sabor y estabilidad ante la oxidación” dijo el científico principal Jan Pettersen del departamento de Fiskeriforskning en Bergen.

Durante su proyecto, en colaboración con la Universidad de Bergen, los investigadores determinaran el tipo y cantidad de antioxidantes en la materia prima de pescado. Los investigadores esperan determinar como los antioxidantes pueden ser obtenidos durante el proceso, con la finalidad de retenerlos en el polvo de pescado final.

“Esto tendría un beneficio económico para la industria, si los antioxidantes sintéticos no necesitan ser agregados” dijo Pettersen. La Universidad de Bergen y Fiskeriforskning han juntado fuerzas para emplear a un becario de doctorado para que realice la investigación.

Fuente: Fish Up Date