Un convenio va a permitir la crianza de peces en aguas dulces federales. La Secretaria Especial de Aqüicultura e Pesca (Seap) y la Secretaria de Patrimônio da União (SPU), vinculadas al Ministerio de Planeamiento, acordaron un conjunto de normas que reglamenta la crianza de pescado en ríos, lagos y reservorios pertenecientes al gobierno federal.

 

Las normas buscan promover la inclusión social de ribereños, pescadores y agricultores, además de impulsar la producción nacional de pescado, de 1 millón a 1.7 millones de toneladas anuales durante los próximos cuatro años.

Por ley, el 1% de los 5,5 millones de hectáreas de las aguas de la Unión, representadas en reservorios y lagos, pueden ser usadas para la crianza de peces en jaulas. Con la publicación de la norma, 55 000 has están disponibles para la piscicultura y pueden ser cedidos directamente por la SEAP.

El Ministro de Acuicultura y Pesca, Altamir Gregolin, informó que este año se pretende garantizar la cesión de las aguas de por lo menos tres reservorios: Itaipu (PR), Jatobá (PE) e Castanhão (CE). Gregolin también resaltó que fueron concluidos los estudios de las hidroeléctricas Ilha Solteira (SP), Tucuruí (PA), Três Marias e Furnas (MG), además de otros reservorios de Rio Grande do Sul.

El ministro prometió agilidad en la conclusión de los trabajos. “Estamos ampliando nuestros equipos para hacer las cesiones en el menor tiempo posible” destacó. “El próximo año esperamos tener numerosos reservorios produciendo pescado y generando ingresos y empleo” agregó Gregolin.

Gregolin explicó que existen dos tipos de cesión: “Una cesión gratuita esta orientada para las comunidades tradicionales, acuicultores familiares y pescadores artesanales”. Según el ministro, también existe una cesión onerosa, destinada a empresas que deben habilitarse para poder explorar las aguas de la Unión y tienen que pagar por el uso.

Por: Agencia Brasil