GUAYAQUIL (El Comercio).- El aumento del nivel del mar, producto del cambio climático que afronta el mundo, también tiene sus consecuencias en el sector acuícola.  

 

La erosión en los muros de contención de las piscinas, el cambio en la calidad del agua y la aparición de nuevas enfermedades del camarón son varias de las problemáticas que se expusieron ayer durante el Congreso de Acuicultura Aquaexpo 2007.

Neil Handisyde, experto del Reino Unido, dice que el incremento de temperatura reduce la cantidad de oxígeno en el agua y puede ocasionar estrés en  los camarones. Aunque este fenómeno también puede mejorar el desarrollo de los animales.

María del Pilar Cornejo, de la Escuela Politécnica del Litoral (Espol), explica que el aumento del nivel del mar tendría consecuencias en la infraestructura de las camaroneras del Golfo de Guayaquil. Y que se deben  instalar sistemas de toma de agua y de drenaje como prevención.

Fuente: http://www.elcomercio.com