(La Voz de Galicia).- «Vamos a ser pioneros en la producción de este marisco», afirmaba ayer Javier Rúa al presentar su proyecto en Madrid, del que subrayó especialmente la viabilidad.

 

Desde el parque tecnológico de San Cibrao das Viñas (Ourense), Camarón de Galicia -como su nombre indica- tiene como objetivo producir este crustáceo bajo demanda, rentabilizándolo al máximo. Los mentores del proyecto parten de la base de que no hay suficiente producto salvaje para cubrir la demanda. Y que ese hueco puede cubrirse mediante técnicas de producción acuícola cuya viabilidad está prácticamente garantizada, sólo hay que tener en cuenta que cultivar un kilo de camarón cuesta unos 27 euros, cuando el precio de esta especie en lonja oscila entre los 80 y los 270 euros.

Prevén comenzar vendiendo doce toneladas anuales, para alcanzar las 24 al cuarto año de producción. «Vamos a comprar las hembras en lonja, desovarlas y venderlas de nuevo», explicó Rúa. El proyecto es innovador porque, además de engordar los crustáceos en bandejas -con una fina capa de agua, lo que no precisa grandes instalaciones-, incluye el cultivo de microalgas y de Artemia gigante para fabricar el pienso con el que alimentarán las larvas de camarón.

Se estima que el 80% de los ejemplares superarán los 8 centímetros (camarón extra), aunque pueden llegar a 11,5 (premium).

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es