Por: Xiomara Alsina Martínez
(Escambray).- La primera cosecha de tilapias rojas que de forma experimental se adaptaron al medio marino en la Unidad de Base PESCASILDA, situada en el litoral sur de la provincia espirituana, demostró que esta especie originaria de África tiene grandes posibilidades de desarrollo en otras regiones del país.

 

Generalizan en Sancti Spíritus cría intensiva de la tilapia

En un costado de la ensenada de Casilda están colocadas las jaulas que ahora albergan a más de 12 000 alevines, como parte de su segunda etapa productiva. Biólogos y criadores de esta  entidad trinitaria se encargan del seguimiento, evolución, cuidado y alimentación de los mismos para su  mejor desarrollo.

Sancti Spíritus marcha al frente  en la introducción de este cultivo en varios embalses de agua dulce del territorio y constituye, además, la única provincia en aplicar la experiencia de cría en el mar, como parte de un programa iniciado por el Ministerio de la Industria Pesquera para incrementar los niveles de captura y contribuir a la sustitución de importaciones.

Directivos de PESCASILDA hablan de las ventajas que tiene para su entidad disponer a sólo unos metros de la orilla de la cría de tilapia roja por lo que representa en materia de ahorro de recursos, si se compara con las capturas que realiza la flota en alta mar, o por la humanización de las labores de extracción sin que para ello se requiera de grandes esfuerzos por parte de los pescadores.

Un gran incremento de la demanda por la tilapia en sus diferentes presentaciones se aprecia en los últimos años, especialmente por la tilapia roja y, a pesar de existir en el mercado internacional excelentes líneas de la variedad nilótica gris, definitivamente hay una enorme diferencia en la consistencia de la carne en las dos variedades.

La experiencia de países de América Latina como criadores y exportadores continúa expandiéndose a partir de la aplicación de tecnología de punta que posibilita aumentar la rentabilidad productiva para lograr crías monosexo, con marcados rendimientos y un mayor valor nutritivo, entre otras aspiraciones.

Fuente: http://www.escambray.cu