SALTA (El Tribuno).- En el marco del programa de Desarrollo Sustentable que lleva adelante la provincia de Jujuy, esta semana se puso en marcha el proyecto de acuicultura destinado a pequeños productores que disponen de represas donde pueden desarrollar esta importante alternativa de producción que viene avanzando en el Norte de nuestro país.

 

En este sentido, la Dirección de Desarrollo Agrícola y Forestal de la provincia, realizó esta semana la primera charla de capacitación técnica para la cría de peces, en las instalaciones del quincho de la Cooperativa de Tabacaleros de Jujuy, con la asistencia de una gran concurrencia de productores y técnicos de la zona.

El ingeniero Oscar Costas Otero, de la Dirección de Desarrollo Agrícola y Forestal de la provincia, explicó que "se trata de un proyecto de desarrollo de la acuicultura que fue elaborado el año pasado y aprobado recientemente, el cual se realiza en el marco del programa de Desarrollo Productivo Sustentable del Ministerio de Producción y Medio Ambiente, en un plan quinquenal". Agregando, que "en este momento ya disponemos de los fondos, por lo cual hemos comenzado a ponerlo en marcha con esta convocatoria, con disertantes de la provincia de Formosa, dos técnicos que pertenecen al IPAF NEA del INTA Formosa, donde ya están trabajando con la cría de peces en cautiverio".

El profesional indicó que el objetivo de la charla es "dejar la inquietud y despertar el interés en el productor tabacalero en este caso, porque estamos tomando las zonas templadas y las cálidas, como también a los cañeros y horticultores que tengan represas donde se pueda desarrollar este programa piloto".

Costas Otero explicó que "también habrá un apoyo mediante la provisión de algunos alevinos o alimentos balanceados y el apoyo técnico necesario". Por otra parte, afirmó que cree que "esta actividad puede llegar a ser una solución para algunos pequeños productores o grandes que tengan represas, ya que es la oportunidad de producir carne en un espacio bastante reducido. Bastantes kilos que pueden ser para alimento familiar o del personal, como también el excedente para comercializarlos en los mercados locales, centrales y porque no hablar de salir afuera de la provincia".

La inversión

"Es bastante baja -dijo el técnico respecto de la inversión- no sólo por lo que va a aportar el Estado, sino porque los productores ya cuentan con las represas".

Con respecto a las especies a criar, el ingeniero señaló que "en las jornadas de capacitación se le enseña al productor cómo manejar cada tipo de especie, porque hay algunas que pueden ser muy depredadoras, otras muy invasoras, sobre todo las exóticas, no así las nativas. Pero de todas maneras, la idea está en desarrollar el pacú, el día de mañana el dorado, la boga y el bagre, pero también se hablan de otras especies como la carpa, aunque hay que saberlas manejar por lo que es muy importante capacitarse muy bien para que no vayan a deteriorar la misma represa, como a veces sucede con las carpas, y evitar que salgan de una represa y vayan a un curso de agua y después termine en un río, y lo contaminemos con especies que no son deseables".

El especialista remarcó que apuntan a los productores que tienen represa, porque siempre quedan con un volumen de agua razón por la que se pueden desarrollar bastante bien, especialmente en el caso del pacú, ya que con prácticamente 80 cm de agua es suficiente para que estas especies puedan sobrevivir un par de días, hasta que sean repuestos por agua nueva. Además, aclaró que no hay ningún inconveniente "siempre que esta agua se derive hacia el riego del cultivo y no vayan a escaparse para caer en cursos que terminen en un río y que después cambiemos el ambiente ictícola de los cursos de agua mayores".

En cuanto al desarrollo de la acuicultura en la provincia, Costas Otero recordó que "en Fraile Pintado hay una represa que se está utilizando como coto de pesca, también en los diques están los pejerreyes que siembra la provincia, después, en la aguas frías, están las truchas en las zonas de Yala y de la Quebrada. Es decir, no es una cuestión nueva, sino que se trata de avanzar con esta actividad". El ingeniero señaló la importancia de esta alternativa, en especial para los productores chicos que tienen represa, porque ya no van a tener una capacidad ociosa o un espejo de agua que se usa únicamente para guardar el agua para el riego, sino que cuando se esté guardando este recurso, van a poder sacar un ingreso adicional.

"El mercado existe, no es difícil colocar la carne de pescado, toda la gente la conoce", aseveró el técnico, para luego ejemplificar con distintos casos: en Misiones, donde se está trabajando con un grupo de productores de cambio tabacalero, con buenos resultados; en Formosa, Corrientes y Entre Ríos, donde está bastante desarrollada la actividad; en el Chaco donde se está comenzando desarrollar. "La práctica está avanzando en todo el Norte", concluyó Costas Otero.

Fuente: http://www.eltribunosalta.com.ar