Un acuerdo de paz firmado el viernes, puso fin al conflicto entre los piscicultores y los pescadores.

 

Este fue el último en una serie de acuerdos en las áreas de manejo, anunciando la cooperación entre la industria de la acuicultura y los intereses de los pescadores, y cubre una amplia área geográfica.

Michael Russell, Ministro del Ambiente, dio la bienvenida al acuerdo para Skye, incluye 14 ríos salmoneros, y las islas pequeñas de Scalpay, Raasay, Rona, Soay, Canna, Rum, Eigg y Muck.

Un grupo de trabajo que incluye a acuicultores, pescadores y agencias gubernamentales, viene trabajando desde 1999, en contra de la disminución de las poblaciones silvestres de salmón y trucha de mar.

El objetivo es proteger y desarrollar las poblaciones silvestres, mientras que también se promociona la industria de la crianza sostenible del salmón.

Actualmente existen 16 acuerdos en toda la costa oeste y las islas Western. Russell dijo que el acuerdo Skye fue un paso importante para ambas lados (acuicultura y pesca) de la industria del salmón co-existan en una forma sostenible.

“El objetivo es asegurar la salud de las poblaciones de peces silvestres y de crianza, ayudando a minimizar los escapes de los salmones de crianza y apoyando la vibrante industria de la acuicultura”.

El acuerdo incrementara los esfuerzos para minimizar los escapes de las piscigranjas, a través de un monitoreo regular e intercambio de información.

Fuente: Scotsman