DURHAM.- Sherlock Holmes habría tenido dificultades para distinguir entre las varias especies de algas rojas (genero Porphyra) que se encuentran en New England.

 

Aunque este rompecabezas es de lejos “elemental”, el uso de ADN de las plantas ayudará a los investigadores Art Mathieson y Chris Neefus a determinar cual es la especie de cada alga.

Mathieson y Neefus, profesores de biología de las plantas de la University of New Hampshire, con varios estudiantes de la UNH, tomaran parte de las investigaciones científicas, las mismas que cuentan con financiamiento de la Sea Grant de NH.

Existe una creciente preocupación entre los investigadores sobre las muchas especies de Porphyra hallados en New England, la inquietud es conocer si estás son nativas de la región o si provienen de los cultivos japoneses. La preocupación proviene del potencial que tienen las especies no nativas para utilizar el hábitat y los recursos necesarios de las plantas nativas.

“Existe bastante variación genética en Porphyra que las personas desconocen, existe una variabilidad enigmática” explicó Mathieson. “Existe la dificultad para conocer cual es la planta nativa y cual es la introducida, así que tenemos que aplicar técnicas moleculares en adición a las tradicionales técnicas taxonómicas. Las plantas de Prophyra se parecen, pero son genéticamente diversos”.

La secuencia de ADN de las especies requiere que seamos capaces de comparar las muestras colectadas actualmente en todas las regiones costeras de New England, con especies colectadas de la región en el pasado. Esto permitirá a los investigadores determinar si las nuevas especies vienen colonizando la región o si las muestras del pasado fueron simplemente mal identificadas.

Fuente: Fosters