Después de una larga búsqueda por la mejor forma para detener el sangrado extremo, el ejercito de Estado Unidos ha comprado mas de 400,000 vendajes hechos de quitosano, un polisacárido extraído del exoesqueleto del camarón de Islandia, informó el portal wired.com.

 

Antes de decidir la compra por más de US$ 10 millones el año pasado, el ejército evaluó los ventajes de fibra, esponjas de colágeno y polvos de cerámica nanoporos.

 

“El vendaje de quitosano alcanzó mas de 97% de éxito en el control de la hemorragia externa en las operaciones de combate comunes” dijo el Dr. John McManus del programa de investigación del ejercito para la Atención del Herido en Combate.

 

El quitosano es un mucoadhesivo, el cual se torna muy viscoso cuando se humedece con la sangre. Es un derivado de la quitina, el principal carbohidrato hallado en los exoesqueletos de los insectos y de los mariscos, y viene siendo usado por los ingenieros del tejido como una plataforma para el crecimiento de nuevas partes del cuerpo. Este compuesto también ha sido usado en nuevas drogas.

 

Aunque ellos son comestibles y hechos de camarón, los vendajes no tienen el sabor de un alimento marino.

 

Lo más importante, es que ellos no causaran una reacción adversa en las personas que son alérgicos a los mariscos. Las reacciones alérgicas son activadas por una proteína, el quitosano es un carbohidrato.