Santiago (Ecoceanos News).- El esfuerzo de hacer uso del derecho de acceso a la información pública y como una forma de dejar registró acerca de la forma como está operando la industria de cultivo de salmón en el sur de Chile, el Centro Ecoceanos y el Centro de Información sobre el Comportamiento Empresarial (CICE), lanzarán este lunes 29 de Octubre en el Archivo Nacional, en Santiago, la investigación “Radiografía Estatal a la Industria del Salmón” y el reportaje audiovisual “Patagonia Salmonera”.

 

Estos documentos abordan diferentes aspectos ambientales, sanitarios y laborales de la industria salmonera, la cual está bajo un creciente escrutinio público nacional e internacional debido a las constantes denuncias de incumplimento de las leyes estatales.

La actividad se enmarca en la semana internacional de acciones para elevar los estándares ambientales y sociales de estas compañías, iniciativa que impulsan diferentes organizaciones asociadas a la campaña global por un “Salmón Puro” (www.puresalmon.org).

El video "Patagonia Salmonera" muestra la experiencia de campaña de las comunidades costeras de Chiloé continental y de organizaciones ciudadanas, para desalojar a centros de cultivo que funcionaban de manera ilegal en esa zona.

Este audiovisual fue grabado en las localidades de Chaitén, Puyuhuaipi, Puerto Montt y Santiago, y ya está disponible a través de Internet en el canal youtube.com/televisiondelmar, como una forma de usar las tecnologías de la red global de comunicaciones para defender los derechos de las comunidades costeras, las economías locales y el medio ambiente.

En tanto, la investigación “Radiografía Estatal a la Industria del Salmón”, recopila datos acerca de las diferentes fiscalizaciones realizadas por organismos estatales en este sector productivo.

Alarmante ha sido el registro de trabajadores y trabajadoras que han fallecido en faenas acuicolas. Desde febrero de 2005 a junio de 2006 murieron 46 obreros en accidentes laborales, y hasta fines de octubre la cifra alcanza a 51 víctimas. Un muerto por mes es una estadística que no tiene justificación en una industria que viene creciendo a tasas del 15% anual, que exporta más de 1.700 millones de dólares, y donde cerca del 40% de la producción es generada por compañías multinacionales. En Noruega, por ejemplo, desde el año 2000 a la fecha solo han fallecido 2 trabajadores salmoneros en accidentes laborales.

Dato aparte merecen los resultados de fiscalización de las autoridades laborales: dos tercios de las empresas del cluster salmonero del sur de Chile, violan la legislación laboral.

Otro tema que preocupa es el masivo y escasamente controlado uso de antibióticos y otras sustancias. Ninguna oficina estatal chilena ha entregado cifras acerca de esta situación. Un solo centro salmonera de la multinacional noruega Marine Harvest ocupa 2 mil kilos de antibióticos al año, mientras que toda la industria salmonera Noruega utiliza menos de mil kilos para una producción igual al total producido en Chile.

Ante estas denuncias, especial atención prestó la Organización para la Cooperación y el
Desarrollo Económico (OCDE) que en su informe sobre la Evaluación Ambiental de Chile, presentado en 2005, entregó una serie de recomendaciones al Gobierno chileno para elevar los estándares de la industria salmonera en aspectos ambientales y sanitarios.

Uso intensivo de antibióticos; utilización masiva de pinturas antifouling en precarios talleres de redes; uso de vertederos no habilitados sanitariamente para acopiar desechos industriales; casi nulo tratamiento de los residuos industriales líquidos; escapes masivos de salmones; matanza de aves y lobos marinos; contaminación de fondos marinos y borde costero; ocupación, incluso ilegal, de sectores destinados a las actividades de pesca artesanal, turismo y desarrollo de las comunidades indígenas; cuestionados subsidios estatales a empresas nacionales y multinacionales; violación permanente de los derechos laborales.

La información de esta investigación del Centro Ecoceanos fue obtenida principalmente de diferentes datos entregados por oficinas públicas: Inspecciones Regionales del Trabajo, Comisión Nacional del Medio Ambiente, Dirección Regional del Territorio Marítimo y Marina Mercante, Autoridades Sanitarias, Subsecretaria de Pesca, Servicio Nacional de Pesca, y Fiscalías Regionales, entre otras.