POCATELLO; Idaho.- Investigadores de la Universidad Estatal de Idaho (ISU) recibieron una subvención para desarrollar una vacuna en pellet para trucha arco iris, que si tiene éxito, podría conducir a nuevas formas de vacunas al ganado y aun a los humanos.

 

“No hay un sistema de vacunación oral efectivo para cualquier vacuna” dijo Wendy Sealey, profesor del Aquaculture Research Institute de la Universidad Estatal de Idaho en Hagerman. “Si logramos esto en trucha, su potencial real no solo es para la trucha y sus enfermedades. Podremos aplicar esto a otras especies y enfermedades”.

El Comité de Educación estatal recientemente dio a la universidad una subvención de dos años ($ 550 000), para realizar investigaciones en la reducción de las infecciones del virus de la necrosis hematopoyética en la trucha de crianza.

La enfermedad causa la acumulación de baba cerca de las agallas de los peces y eventualmente el pez muere por sofocación. Sealey dijo que el 30% de las truchas de crianza, una industria que genera de $40 a $50 millones por año en Idaho, se pierden por la enfermedad.

Sophie St. Hilaire, un profesor de biología de ISU y líder del proyecto de investigación, dijo que dar la vacuna en forma de pellet para que ingrese al torrente sanguíneo de la trucha es difícil, debido a que el pez tiene dos estómagos.

“Cuando alimentas a cualquier pez, sus intestinos reducen esto” expresó Hilaire. “El sistema de entrega protegerá la vacuna, así que esta será asimilada en el intestino inferior en donde los nutrientes son absorbidos”.

Fuente: Associated Press