El krill de la Antártida viene siendo sobre cosechada para alimentar a los salmones de crianza, en este sentido los pingüinos y otros animales marinos que dependen de estos crustáceos están en riesgo, anunciaron las organizaciones ambientalistas.

 

Poco se conoce acerca de la sustentabilidad de la captura de krill, pero las estadísticas de la US National Environmental Trust (NET) indica que se captura 764 000 t, un 25% mayor a la cuota establecida por la Conservation of Antarctic Marine Living Resources.

Junto con otros riesgos, como la pérdida del hielo en el mar que el krill necesita para necesita para refugiarse, esto podría conducir a un serio daño al ecosistema del Antártico, advirtieron NET y otras organizaciones ambientales. Ellos vienen haciendo la consulta sobre la captura del krill a la comisión que se reúne en Hobart, Tasmania, hasta el 2 de noviembre.

Fuente: Fish Up Date