El monitoreo de la potencial capacidad contaminante de las aguas residuales a lo largo de la línea costera de New Brighton, realizado por del Consejo de la ciudad Christchurch, detectó la presencia de norovirus en los mariscos, en limites superiores a los permitidos.

 

Como consecuencia, el Dr. Alistair Humphrey, Medical Officer of Health, esta notificando a las personas para que no recolecten o consuman mariscos del cualquier lugar entre las playas Scarborough y Waimari hasta nuevo aviso.

La notificación aplica a la recolección y consumo de mariscos, incluidos ostiones, tuatúa, ostras, berberecho, mejillones tuatúa, pipis, catseyes, pupu, kina y erizo de mar. Langostas, cangrejos, paua y peces pueden ser consumidos si el intestino es removido.

El norovirus se encuentra en la heces y el vomito de las personas infectadas, y los individuos pueden ser infectados a través del contacto directo con otras personas que están enfermos, a través del consumo de alimentos contaminados (como los mariscos) o el agua, o tocando superficies u objetos contaminados con el virus.

“Las pruebas recientes han confirmado que los mariscos están contaminados con el norovirus” dijo Humphrey. “Las posibles fuentes incluyen a individuos infectados quienes han estado navegando, nadando o surfeando en el área” informó Humphrey.

Los síntomas frecuentemente incluyen vómitos, diarreas y dolores estomacales. Las personas tienen fiebre, resfriado, dolor de cabeza y músculos. La enfermedad es usualmente corta, pero los síntomas pueden persistir varios días.

Fuente: Fish Up Date