(El Llanquihue).- Es un hecho indesmentible y especialmente palpable en nuestra Región, que la salmonicultura es una industria con grandes éxitos económicos pero con fuertes impactos negativos, tanto en términos ambientales como sociales y laborales. En Chile esta industria desde el año 1990 ha crecido a un ritmo de 20% anual, lo que ha convertido al país en el segundo productor a nivel mundial con casi el 40% del mercado internacional.

 

Estos hechos no han pasado desapercibidos para la comunidad internacional. Por el contrario, organizaciones de los países desarrollados, especialmente de Estados Unidos, preocupados por estas problemáticas, han propuesto la organización de una Semana Global de Acción sobre la salmonicultura, durante esta semana, con el objetivo de exponer la situación del sector y exigir mejoras sustanciales a las actuales condiciones laborales y ambientales.

La ONG norteamericana Net bajo su campaña "Pure Salmon", que impulsa la realización de esta Semana de Acción, agrupa a organizaciones de todo el mundo, entre las que se ha sumado Fundación Terram, que trabajan para promover mejores prácticas y la implementación de tecnologías alternativas, focalizándose tanto en los países productores como en los principales mercados consumidores. La propuesta es exponer los principales problemas de esta industria, de manera de fortalecer la conciencia ciudadana y presionar para que la salmonicultura mejore sus prácticas.

En nuestro país, entre las exigencias más urgentes a resolver se cuenta la necesidad de erradicar completamente la presencia de balsas jaula y cultivos en los lagos del sur, así como incorporar la rotación de cultivos y el descanso de sitios, de manera de evitar la saturación de los ecosistemas acuáticos. Un punto especialmente relevante dice relación precisamente con las precauciones necesarias para evitar la saturación de la capacidad de carga de los ecosistemas que albergan esta pujante actividad económica. También, en el ámbito ambiental, urge implementar una política estricta de control de químicos y antibióticos, que ponga freno al a veces irresponsable y abusivo uso que hacen actualmente algunos actores de la industria de estos agentes.

En tanto, en el plano laboral, se requiere impulsar un mejoramiento en el monto y en la estructura de las remuneraciones del sector -actualmente los salarios son en gran parte variables y en base a bonos-, de manera que el éxito económico alcanzado por la industria del salmón se traduzca en un mayor bienestar para sus trabajadores.

Fuente: http://www.diariollanquihue.cl