(Diario Financiero).- Salmones Aysén, compañía controlada en partes iguales por la estadounidense Icicle Seafoods y Pablo Barahona, ha acelerado su trabajo para cumplir las metas fijadas por los socios en marzo pasado, cuando iniciaron la operación de la firma.

 

Barahona, hijo mayor del ex ministro de Economía y Minería del gobierno militar, adelantó que este año concluirá con una producción de 3.000 toneladas.

“Estamos sembrando para cosechar 10.000 toneladas el próximo año, lo que significará exportaciones por cerca de US$ 40 millones en 2008”, dijo.

El proyecto contempla llegar a las 30.000 toneladas en 2009, meta que involucrará una inversión de US$ 40 millones.

¿Próximos pasos? La firma destinará poco más de US$ 6 millones para construir una planta de proceso en la misma zona de Aysén, cuyas obras partirán en el primer semestre del próximo año. “Esperamos comenzar lo antes posible porque en esto pesa mucho el factor climático”, explicó Barahona.

Regreso a la industria

Barahona conoce perfectamente el sector. Por cerca de 10 años participó en la propiedad de Salmones Tecmar, empresa que en 2000 vendió junto a su socio Smiljan Radic a Fjord Seafood, cuando manejaba una producción cercana a las 20.000 toneladas.

En la época de Tecmar, el empresario contactó por primera vez a Icicle, líder de producción en Alaska con ingresos sobre los US$ 600 millones. Juntos consiguieron acaparar el 10% del mercado japonés.

Barahona estuvo seis años fuera de la industria, cumpliendo de ese modo una claúsula establecida en la venta de Tecmar a Fjord Seafood. En ese período ingresó al negocio agrícola, dedicándose a la uva de mesa y almendras.

El año pasado se contactó con Icicle y convenció a sus dueños de apostar nuevamente por Asia, con el aval de la buena experiencia que tuvieron con Tecmar. Sin perder el entusiasmo de todo proyecto que parte de cero, Barahona reconoció que “vamos a sufrir probablemente una compleja época de precios, especialmente por Japón. A ello se suma el tema sanitario. La industria se está moviendo desde la X a XI regiones y eso esperamos que contribuya a un mejoramiento en los próximos meses”.

Agregó que en sus centros no se han detectado enfermedades. “Esperamos que las medidas sanitarias que se han adoptado, tanto públicas como privadas, rindan efecto y tengamos una vida sana”.

Fuente: http://www.diariofinanciero.cl