Los ingenieros de Rensselaer Polytechnic Institute han transformado un polímero, hallado en una alga marina marrón común, en un mecanismo para soportar el crecimiento y liberación de células madres para tratar heridas físicas o una fuente de enfermedad.

 

Los hallazgos, los cuales serán detallados en la edición de Biomaterials de diciembre de 2007, marcan un importante paso en el esfuerzo para desarrollar nuevas terapias médicas que usen las células madres.

“Hemos desarrollado un método de cultivo de células madres que se pueden degradar en el cuerpo a una tasa controlada” dijo el líder de la investigación Ravi Kane, profesor de ingeniería química y biológica. “Con este nivel de control nosotros podemos acoger el crecimiento de las células madres en una forma directa, cuando y donde necesitemos liberarlos en el cuerpo”.

Kane y sus colaboradores, crearon el mecanismo de un material conocido como alginato. Alginato es un complejo carbohidratado hallado naturalmente en las algas marinas marrones. Cuando de mezcla con calcio, el gel de alginato adquiere rigidez.

El mecanismo tiene un amplio potencial para el uso en medicina regenerativa, explicó Kane. Por ejemplo, el mecanismo podría ser usado en el cuerpo humano para liberar directamente células madres en el tejido herido. Kane y sus colegas esperan que el mecanismo eventualmente pueda ser usado en terapias médicas.

Fuente: Newswise