BOISE.- La federal Environmental Protection Agency esta preparando el inicio de una serie de permisos, diseñados para disminuir la contaminación que los productores de trucha y otros acuicultores descargan en el río Snake y sus tributarios.

 

Los nuevos permisos entraran en vigencia desde el 1 de diciembre, y requiere que la industria reduzca en 40% la cantidad de fosforo descargado en el río que fluye a través del sur de Idaho.

Los permisos buscan cubrir a los productores acuícolas en cada lugar de Idaho, quien es líder nacional en la producción de trucha arco iris.

Por décadas, los reguladores ambientales federal y estatal tienen como meta reducir la cantidad de fosforo descargado por la industria, así como los productores y las instalaciones de tratamiento de desechos.

“Actualmente los procesadores de peces no tienen limites de fosforo, pero con esta nueva norma ellos tendrán limites” dijo Sharon Wilson, especialista de EPA, quien participo de la redacción de nuevas reglas.

Fuente: Magic Valley