(La Hora).- Piscicultores de la zona central del país y autoridades de la Subsecretaría de Acuacultura tuvieron una cita ayer en la tarde para socializar un decreto de importación de ovas, semen, alevines y truchas adultas.

 

Lo particular del evento se basó en que durante unas dos semanas el decretó será socializado con las partes interesadas para que con el aporte de sus criterios, inquietudes y sugerencias puedan conformarse leyes acordes a su realidad.

“Esto sobre la base del control sanitario, para no repetir los problemas como lo sucedido con la producción del camarón, ya que hubo serias pérdidas porque se introdujo un camarón enfermo”, señaló Carlos Bravo, director Nacional de Acuacultura.

Recalcó que ‘el introducir un organismo vivo al país requiere de un estricto control, para evitar el ingreso de enfermedades que luego interfieran en la producción”.

Entre las primeras acciones de la Subsecretaria de Acuacultura será el delimitar las regulaciones en los sectores participantes como el camaronero en la costa y las truchas y otras especies en la Sierra y el Oriente, dijo Marcela Aguinaga, Subsecretaria de Acuacultura.

La propuesta busca fortalecer una oferta de trabajo para mejorar la economía del sector.

Fuente: http://www.lahora.com.ec