(Región Digital).- Las ayudas se destinan a empresas que pretendan construir nuevas instalaciones para incrementar la capacidad acuícola o que modernicen las ya existentes.

 

Cabe señalar que, se entiende por acuicultura la cría o cultivo de organismos acuáticos con técnicas encaminadas a aumentar, por encima de las capacidades naturales del medio, la producción de los mismos.

Asimismo, los proyectos subvencionables deberán incluir inversiones destinadas a la construcción, equipamiento y modernización de instalaciones, a la mejora de las condiciones higiénicas o de sanidad humana y animal, o al acondicionamiento de la circulación hidráulica de las explotaciones de acuicultura.

Y, los proyectos deben referirse a especies como la trucha arco-iris, la tenca, la anguila, la trucha común o la carpa.

Fuente: http://www.regiondigital.com