Bac Lieu. Un criador de camarones en Bac Lieu tuvo éxito en el uso de caracoles dorados, en la alimentación de camarones tigres. Los caracoles dorados son considerados  una peste para la acuicultura.

 

Su nuevo sistema de alimentación, con estudios sobre las densidades poblaciones de los estanques, ha generado altos ingresos y disminuyo el riesgo para los productores locales.

 

Vo Hong Ngoan, igual que otros productores, empleaba alimentos para camarón producidos industrialmente, los cuales incrementaban los costos y disminuían sus ingresos. Preocupado por encontrar una alternativa, el empezó a experimentar y eventualmente decidió sobre los caracoles dorados, el cual se multiplicaba rápidamente en los campos agrícolas vecinos.

 

El descubrió que el valor nutricional de un kilogramo de alimento comercial es equivalente a tres kilogramos de caracoles dorados, y que los camarones de entre tres y cuatro meses de edad pueden comer los caracoles dos veces al día.

 

Ngoan usualmente usa 10 kg de alimento comercial en la mañana y 30 – 40 kg de caracol en la tarde. Dos meses antes de la cosecha, el solo usa caracoles, lo que ayuda a los agricultores a proteger su cosecha y es mas barato para los productores quienes no confían en el alimento comercial.

 

El también realizó estudios sobre la densidad poblacional en los estanques y encontró que 7-11 camarones por metro cuadrado fueron más económicos, que la densidad comúnmente usada de 35-40 camarones por metro cuadrado.