(Agroprofesional).- La Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) ha informado sobre la reaparición de la septicemia hemorrágica en la ciudad búlgara de Smoljan.

 

Las autoridades, que han procedido a destruir la totalidad de los casos aparecidos, 2.450 animales en total, ya han advertido de que 350.000 podrían padecer la enfermedad. No obstante, el laboratorio nacional de Bulgaria desconoce la fuente de infección.

En cuanto a las medidas de control aplicadas por el país contra el virus, se está llevando a cabo una restricción de movimientos en el interior del país y desinfección de las áreas infectadas.

La septicemia hemorrágica viral constituye en la actualidad, la enfermedad más importante que afecta a la acuicultura continental Europea, debido a las importantes pérdidas de tipo económico que ocasiona.

Fuente: http://www.agroprofesional.com