Un cultivador de ostras anunció el descubrimiento de la enfermedad Malepeque, en una de sus granjas acuícolas en Bras d’Or Lakes cerca Orangedale, que podría poner fin a su negocio.

 

Bill MacLean dijo que la enfermedad ya mato al 90% de las ostras en una de sus granjas, donde fue identificada la enfermedad, y dependiendo se su diseminación podría afectar a otras granjas.

“Esto es realmente un golpe terrible” dijo MacLean. Además indicó que viene perdiendo miles de dólares.

MacLean cultiva sus ostras en Alba Oyster Farms y compra ostras de ostros productores locales y pescadores, para su procesamiento. El vienen tratando de cosechar todas las ostras que pueda desde que la enfermedad fue descubierta, esperando de esta forma detener a la enfermedad y que no afecte a sus otras granjas.

Los funcionarios de Pesca de Nova Scotia probablemente quieran limpiar la granja afectada, si ellos encuentran que esta es la única granja golpeada por la enfermedad, sugirió MacLean.

La enfermedad Malepeque puede destruir las camas de ostras, pero no implica riesgo para los humanos, según el Departamento de Pesca y Acuicultura de Nova Scotia.

Cuando la enfermedad Malepeque golpeo a PEI, New Brunswick y el Gulf of St. Lawrence de Nova Scotia en 1915, redujo la población de ostras en más de 90%. Las poblaciones de ostras se recuperaron y desarrollaron tolerancia a la infección, pero MacLean resaltó que esto puede tomar al menos 20 años sin intervención gubernamental.

El Departamento de Pesca y Acuicultura ha empezado a recolectar muestras para discernir como de disemina la enfermedad, antes de tomar cualquier decisión.

La enfermedad Malepeque tiene un largo periodo de incubación (18-24 meses), por lo tanto el monitoreo se realizara durante varios años.

Fuente: The Cape Breton Post