SANTIAGO (Ecooceanos).- La Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) propuso a la Comisión Regional de Medioambiente (COREMA) de Aysén aplicar la máxima sanción a la empresa Pesca Chile, filial de la multinacional española Pescanova, por presentar reiterados incumplimientos al Decreto N° 90, que regula la emisión de Residuos Líquidos Industriales (Riles) a cuerpos de aguas superficiales o subterráneas. Esto, en el marco de la primera etapa del proceso de fiscalización estatal al cumplimiento de esta normativa.

La compañía salmonera, que opera en Puerto Chacabuco, se expone a una multa de 288 UTM ($9,8 millones), máxima sanción que propuso la Superintendencia, de los 18 los casos que fueron derivados a la COREMA respectiva.

Pescanova opera una de las mayores flotas pesqueras del mundo, con una importante presencia en los principales mercados internacionales. Actualmente Pesca Chile exporta más de 30 especies marinas en 200 presentaciones distintas a treinta y ocho países de todo el mundo.

La empresa de capitales españoles cuenta con una flota de catorce embarcaciones pesqueras, la más grande en operaciones en aguas chilenas, cuatro plantas procesadoras a lo largo del país y más de veinticinco centros de cultivo de salmón.

Entre los hitos de 2006 que publica el sitio web de Pesca Chile, aparece la ampliación de las instalaciones de la planta de proceso de Puerto Chacabuco para llegar a producir 120 tons/día y que el área salmones de la Región de Magallanes aprobó las certificaciones ISO 9001 e ISO 14.001.

Otra de las empresas del cluster del salmón que incurrió en incumplimiento del Decreto N° 90 es Salmonoil S.A, que elabora harina y aceite de salmón en la comuna de Calbuco, Región de Los Lagos.

Paradójico resulta que, al igual como lo hace Pesca Chile, su portal publicite que “actualmente, la implementación simultánea de las normas de estandarización internacional ISO 9001:2000, ISO 14001:1996 y OHSAS 18001:1999, de calidad, medio ambiente y salud, y seguridad ocupacional, respectivamente, permiten garantizar una Gestión Integrada en las diferentes áreas de la compañía”.

Salmonoil S.A, fue sancionada directamente por la Superintendencia de Servicios Sanitarios con una multa de 15 UTA.

FISCALIZACIÓN LUEGO DE NO CUMPLIMIENTOS

En total fueron 52 establecimientos generadores de residuos industriales líquidos los multados por la SISS, por incumplir el Decreto Nº90 y la normativa que regula la emisión de residuos líquidos a aguas subterráneas. Esto, de un total de 174 expedientes que se iniciaron en mayo de este año, contra los establecimientos industriales que no cumplieron las normas señaladas en el período correspondiente septiembre 2006-marzo 2007.

Además, fueron derivados a diferentes COREMAS otros 18 expedientes con propuestas de sanción y siete a la Dirección General del Territorio Marítimo y Marina Mercante (DIRECTEMAR). En tanto, otros 24 casos fueron absueltos, 46 quedaron como agravantes ante futuros eventos y 27 se encuentran aún en proceso de tramitación administrativa.

Entre las empresas del sector pesquero y acuícola de la Región de Los Lagos que recibieron una multa directa de la SISS están Congelados Marinos Ltda. (1 UTA), ubicada en Quellón, la Sociedad Pesquera Pacífico Austral Ltda. (1 UTA) de Ancud, y la Pesquera Isla del Rey S.A. de Valdivia (10 UTA).

En tanto, se registraron otras compañías que pese a registrar incumplimientos en las primeras fiscalizaciones al finalizar el proceso quedaron absueltas. Es el caso de la Pesquera Puluqui S.A., de Calbuco, mientras que la Sociedad Pesquera Silgar Ltda., de Ancud, quedo como “medida (para) mejor resolver”.

Las Pesqueras El Golfo S.A., San José S.A. y Productos Marinos Puerto Williams Ltda., de Puerto Williams, también quedaron absueltas.

La Compañía Pesquera Camanchaca S.A. de la Región del Bio-Bio, queda como agravante ante futuros eventos, al igual que Patagonia Smolt S.A., de Puerto Cisnes, Servicios Acuícola y de Redes La Paloma de Aysén, Cultivos Marinos Tongoy, y Patagonia Smolt S.A.

De la Región de Magallanes fueron sancionadas por la SISS la Sociedad Pesquera Bahía Chilota (4 UTA) de Porvenir; y Pesquera y Conservera Isla Lennox Ltda., de Punta Arenas. Esta última fue sancionada en primera instancia, por lo que está en el plazo para deducir reclamaciones administrativas.

De los casos derivados a Directemar se encuentran Marine Farms Ltda. de Valparaíso, y Congelados del Sur S.A. de Chiloé. Mientras que el expediente de la empresa Aqua Card, de Puerto Montt fue enviado a la Corema con una propuesta de multa de 120 UTM.

El Decreto N° 90 establece la concentración máxima de contaminantes permitida para residuos líquidos descargados por las fuentes emisoras, a los cuerpos de agua marinos y continentales superficiales del país.

Cinco años tuvieron los industriales para adecuar sus procesos productivos y cumplir con la normativa.

La Superintendenta Magali Espinosa dijo que más allá de la multa está la sanción pública a estas industrias.

La información puede ser vista en www.siss.cl.