(EFE).- Un grupo de investigadores de acuicultura marina de España, Francia, Italia, Malta, Grecia, Alemania, Noruega e Israel desarrollarán un proyecto sobre la reproducción del atún rojo en cautividad, denominado proyecto SELFDOTT (Self-sustained aquaculture and Domesticatión Of bluefin tuna, Thunnus thynnus), con un presupuesto de cuatro millones de euros.

 

La importancia de esta investigación es el avance que supone en la domesticación de la especie, que podría paliar y salvar la alarmante situación del stock de salvajes.

Según fuentes del Instituto Español de Oceanografía, el Proyecto SELFDOTT, financiado casi en su totalidad por la UE, está coordinado por el investigador del Fernando de la Gándara, de la Planta Experimental de Cultivos Marinos de Mazarrón, dependiente del ministerio de Educación y Ciencia, y cuenta con la participación de los científicos Aurelio Ortega y Antonio García. Tendrá una duración de tres años y comenzará en enero de 2008.

Los objetivos del SELFDOTT serán la obtención de larvas de atún en cautividad y el control de su desarrollo; instaurar las bases de su alimento eficaz y respetuoso con el medio ambiente, y la reafirmación de los conocimientos actuales sobre la biología y reproducción en cautividad del atún rojo del Atlántico (Thunnus thynnus).

Supondrá un segundo paso que reafirme que el atún puede reproducirse en cautividad, lo que fue objeto del proyecto DOTT (domesticatión of Thunnus thynnus) iniciado en los 90 y el REPRODOTT (Reproduction and Domestication of Thunnus thynnus) entre el 2003 y 2006, que ha sido desarrollado por el mismo equipo.

Para el control de puestas y su reproducción se contará con dos instalaciones experimentales de jaulas en el mar, una en el Gorguel (Cartagena), con la colaboración de la empresa Tuna Graso S.A., del grupo Fuentes, y otra en Malta.

En la instauración de las bases necesarias para el desarrollo del cultivo larvario de esta especie trabajarán principalmente el IEO de Mazarrón, el IFREMER de Palavás (Francia) y el 'HCMR' o Hellenic Center for Marine Research de Creta (Grecia).

Las pruebas de alimentación inerte se realizarán con algunos juveniles capturados en el medio natural, para lo cual la participación de Tuna Graso y la colaboración de la productora noruega de piensos para pescado a nivel mundial Nutreco será clave.

De esta forma, el pienso pasaría a ser el alimento en el cultivo del atún rojo del Atlántico, al igual que el utilizado en el cultivo de dorada y lubina, respetuoso con el medio ambiente, reduciendo el uso de la carnada, que plantea más problemas desde el punto de vista medioambiental.

El proyecto SELDOTT fue aprobado por la Comisión Europea el pasado mes de mayo, obteniendo la calificación de 14 sobre 15, superando ampliamente el umbral establecido para ser subvencionado.

En él intervendrán el HCMR Hellenic Centre for Marine Research de Grecia, el IFREMER Francés, la Universidad de Dússeldorf (Alemania), el Malta Centre for Fisheries Sciences de Malta, el Israel Oceanografic and Limnological Research/National Centre for Mariculture, IOLR-NCM de Israel, la Universidad de Cádiz, la Universidad de Bari (Italia), el CNRS francés, la Universidad de Montpellier (Francia), y por supuesto el IEO de Mazarrón, así como varias empresas privadas.

El grupo DOTT (Domestication of Thunnus thynnus, the Bluefin tuna) se creó a propuesta de un investigador israelí a comienzos del 2000.

El primer Congreso Internacional del grupo se celebró en Cartagena en febrero del 2002. El primer paso se dio en el proyecto REPRODOTT, que demostró que es posible la reproducción del atún rojo en cautividad.

Fernando de la Gándara en calidad de Presidente de la Sociedad Española de Acuicultura, presidió el Comité Científico del XI Congreso Nacional de Acuicultura, celebrado del 24 al 28 de septiembre 2007 en Vigo.