CADIZ (Diario de Cadiz).- Más de un tercio del pescado que llega al mercado procede ya de la acuicultura, un dato que apunta, junto a la crisis permanente del sector extractivo y los últimos avances tecnológicos, a un crecimiento imparable de una actividad que sentó sus bases y cuyo futuro pasa por la Bahía de Cádiz.

  

Investigadores, empresarios y directivos y representantes de una entidad financiera asistieron ayer a una conferencia-coloquio que ofreció el científico pionero en este campo Manuel Yúfera Ginés, dentro del ciclo Ciencia y Futuro en Andalucía, que organizan el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), la Fundación Obra Social Cajasol, la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) y el Grupo Joly. El doctor Yúfera es investigador del CSIC, vicedirector del Instituto de Ciencias Marinas de Andalucía (ICMAN-CSIC) e inventor de dos patentes de alimento microencapsulado para larvas de peces marinos.

Durante su intervención, Manuel Yúfera puso de manifiesto el acelerado crecimiento que ha experimentado la acuicultura en los últimos años, una progresión que ha conllevado también sistemas de producción más eficientes, la creación de más empresas y, por consiguiente, más problemas que solucionar. Estos inconvenientes surgen en todas las fases de crecimiento, en el control de las enfermedades, en los procesos de alimentación, en las medidas de reducción del impacto ambiental de las explotaciones, pero también en cómo percibe el consumidor un producto "crucial en una alimentación humana más saludable".

El investigador del CSIC puso como ejemplo de resolución de estos problemas la aplicación de la investigación básica a la cría de producción de alevines de calidad, desde que en 1971 Theilacker y McMaster definieran el primer protocolo de cultivo de rotíferos (invertebrados acuáticos microscópicos) para alimento, una actividad investigadora que hoy se adentra en el complejo terreno de la genética de las especies de producción. El profesor Yúfera concluyó que es necesario el impulso de estas líneas de investigación fundamental que benefician a todos, tanto a empresarios como a científicos.

Fuente: http://www.diariodecadiz.com