(La Voz de Galicia).- La conselleira de Pesca y Asunto Marítimos, Carmen Gallego, ha afirmado que las estrategias y los requisitos de esta autonomía para el desarrollo de la acuicultura «respetan el medioambiente», pero «no son tan severos como para que las empresas tengan que marcharse a otros lugares».

 

Gallego presentó, en unas jornadas de la Comisión Europea (CE), las estrategias para el desarrollo de esta actividad en Galicia, como el Plan Galego de Acuicultura.

La representante de la Xunta declaró a la prensa que el Gobierno autonómico de Galicia está «apostando» por una estrategia europea para poner en valor la acuicultura, respetando el medioambiente.

Señaló que los planes gallegos están hechos tras consultas con las empresas e información a toda la sociedad.

Preguntada por los requisitos en Galicia para las empresas acuícolas y su influencia en la instalación o no en esa autonomía, Gallego remarcó que «para nada son tan severos como para que se tengan que marchar las empresas a otros lugares». «Otra cuestión es que las empresas tengan una estrategia de internacionalización y estén ubicando sus factorías» fuera de Galicia, añadió.

A preguntas sobre una posible oferta de otros países de la que han hablado desde el sector para que las empresas se instalen allí con una mayor ayuda pública, la conselleira remarcó que el Fondo Europeo de Pesca (FEP) pone unos límites para las grandes y para las pymes y subrayó que «todos los Estados miembros tienen que respetar» esos topes.

La titular de Pesca de la Xunta expuso durante las jornadas el plan previsto por el Gobierno autonómico y el estado del sector en Galicia, en aspectos como la cría de ostras, moluscos, las mujeres mariscadoras, la cría de peces en agua dulce o de peces en tierra.

«Apostamos por una estrategia europea para que se desarrolle la acuicultura con inversiones públicas que sean igual para todos lo países de la UE, para que no haya competencia desleal entre los Estados miembros», resaltó Gallego.

Indicó que es cierto que el desarrollo de esta actividad, importante para zonas costeras y áreas amenazadas por la despoblación, provoca conflicto por el uso del territorio.

En este sentido insistió en que el plan gallego pretende que se respete el medioambiente y otros ámbitos con el fin de mantener el liderazgo mundial de Galicia en este sector.

Galicia representa el 80 por ciento de la producción española del sector de cultivos marinos, con 310.500 toneladas, indicó la conselleira.

Agregó que ocupa el primer lugar en la producción mundial de rodaballo (5.700 toneladas, por valor de 48 millones de euros), y dijo que de mejillón es el primero de Europa y el segundo mundial (300.000 toneladas y 137 millones de euros).

La piscicultura genera en Galicia 19.000 empleos directos, supone 4.943 establecimientos y una facturación de 215 millones de euros anuales.

El plan gallego incluye medidas como la diversificación, la cooperación internacional (con convenios con Venezuela o Chile) y la innovación, acorde con el medioambiente.

Fuente: http://www.lavozdegalicia.es